Not seeing a Scroll to Top Button? Go to our FAQ page for more info.
Noticias :

La ultima carga cruza el puente de la ultima isla al sur.

31 may. 2017

send email
print this page



Habia amanecido cubierto de un fino hielo el suelo fueguino,el sol fue desmenuzando lentamente la maraña de congelados arbustos achaparrados dejando ver las trémulas gramíneas desperezarse.
Lo hacían lentamente como saliendo de un manto Laurentino de las épocas glaciares cuaternarias y transcurrió la mañana en el efecto sonoro de la ciudad originado por el trafico rodado y en menor cuantía a media mañana y media tarde por el trafico aéreo.




Los autos y camiones  dibujaban lineas veloces por las amplias avenidas y el día transcurría hacia el atardecer.
                                                                    ______________



 La ciudad parece moverse sin que le importe su pasado, ensimismada en su presente y absolutamente ajena a su posible futuro. Mientras vive al día y cuida las apariencias
«Todo el ritmo de la vida pasa
por este cristal de mi ventana.
- y me vuela el momento para perderme en el recuerdo de paginas de "La ciudad transparente"un increíble libro escrito por Mariano Sanchez Soler.
Se empañaba el vidrio de la ventanilla del auto desplazándonos por la tarde que ya languidecía en Rio Grande.









Dos adolescentes enfundados en sus llamativos,ajustadisimos Jeans Skinny Fit   parados en la esquina de Alberdi y Fagnano esbozando descaradamente su picardia en sonrisas y gesticulando le a la vida una eterna y glamorosa juventud envidiable,ni se percataban de los cielos rojizos que se avecinan sobre el horizonte reptando lánguidos en dorados casuales pintados en un oleo atardecido mientras el viento sopla un aura suave en el follaje de un par de álamos cuyas hojas van cayendo en el otoño sureño






Inundaba el habitáculo del vehículo Maria Callas en el sublime instante del atormentado amor de Madame Buterfly-y alla en la distancia-se vislumbra la silueta elevada del Puente Gral Mosconi,distancia  que se iba acortando a la vez que un devorador de planicies asfálticas en un sordo resuello de agitado motor embebido de gasolina le ganaba metros al pavimento que resiste la pesada carga de la ultima hora.


Cuantos viajes habrá llevado a cabo en el transcurso de este dia me preguntaba mientras lo veía dirigirse pesadamente al puente para cruzarlo en lo que debe ser el ultimo viaje...puesto que las canteras costeras a esa hora no extraen áridos. Los viajes representan la vida sustentable de quien maneja el vetusto vehículo,sea peón o propietario y la espera de un llamado para llevar a una obra el relleno,pedido que es esperado con ansias.

En una ciudad sin grandes torres con casitas que aun blanquean sus fachadas,con marcos de ventanas y puertas por donde paso una diligente lija y las huellas de un barniz marino les da una tonalidad única y especial en un atardecer de nubes pinceladas con los colores primarios ya mezclados en la paleta del espacio .

Cuando vemos las nubes rojas/doradas al atardecer es porque el sol se encuentra muy bajo en el horizonte,nada parece detener a los colores rojos que avanzan cercanos al azul mientras la luz solar se baila por el aire el delirio de chocar y chocar con moléculas que dispersan los colores,todo fue una gama de un amarillo suave a un oro intenso y luego al rojo encendido.Furia irremediable de ostentación en el lienzo de cada ocaso fueguino.




La ultima carga cruzo el puente majestuoso sobre el imponente río Grande,volaron zigzagueantes los kaikenes que se aventuraron a mostrarse en el esplendor de su vuelo corto .

La ciudad se tiñe,se maquilla a la espera de la luna que cada noche sera seducida por los semáforos que parpadean un guiño cómplice ,se preparan a lucir sus colores porque la noche embellece los haces de luz que insinúan una vida extraña y la luna otra vez creerá el sueño de sentirse amada por los rastros que dejo un intenso y lujurioso atardecer en el ocaso de los dias .
Y el pesado camión ya no fue visualizado en el camino.Se perdió en el creciente caserío ya en sombras  y volcó seguramente su preciada carga a los pies de un lote virgen que pronto vera crecer desde las raíces de la tierra una obra con corazón de hierro y temple de hombres en la rutina y el esfuerzo de una edificación que se alzara cada mañana hasta el sol de una nueva vida.
Y en la isla muy al sur del hemisferio la ultima carga cruzo una vez mas el sueño de un futuro en rojo atardecido sobre el puente que une historias y teje el encaje de sorpresas naturales sobre la savia que recorre la tierra convertido en río.
Maria Betty Herrera Verdon Molina-Rio Grande Tierra del Fuego 























Recomiendalo:
 
Template created by JMDesing Grupo Delecluse | Published by Escúchanos en RadioTracks-OnLine | Powered by Blogger.com.
© Copyright 2012-2013 FaroSur-Infoweb All Rights Reserved.